El sol y la piel dañada.

El sol puede ser peligroso para cualquier tipo de piel, pero la piel dañada o en proceso de curación es especialmente vulnerable a los efectos de los rayos UV. La piel dañada puede correr un mayor riesgo debido a problemas cutáneos ya existentes como el eccema, el acné o la rosácea, o a intervenciones como […]